CAMINOS

Cuántos caminos para llegar a Roma.
Así decían nuestros abuelos:”Todos los caminos llevan a Roma.”
No es el camino que elijas o el que te toque o el que te den. Es la actitud con  que lo recorres. 
Puedes ir en automático. 

Puedes ser consciente. 
Está es la primera situación.  Si te dejas llevar de manera inconsciente o tomas las riendas y de manera consciente lo recorres.
Más la diferencia lo es para quien ha despertado pues quién aún camina inconsciente (en automático) no tiene consciencia y al no tenerla no puede ser consciente de su pura absoluta y total inconsciencia.
A todos nos llegará el dia de despetar y casi siempre es por accidente. 
Un accidente que te cambia la vida y que por imprevisto e imprevisible es accidente. 
SIEMPRE ADELANTE.

COMPARTIR

Quién es capaz de obtener de su interior todo lo que precisa tiene dos caminos: Quedárselo para sí y ser autosuficiente o Compartir. 
El que comparte sabe que no le faltará nunca.
El que comparte sabe que solo a él le basta y que los demás tendrán hambre y sed a pesar de compartir.
El que comparte sabe que los demás no pueden vivir sólo de lo que él les da.
En nuestro interior está todo lo que necesitamos y es inagotable si lo compartimos más si lo atesoramos se agotará en nuestras propias necesidades. 
Es compartir la fuente inagotable. 
Comparte lo que sabes y lo que sientes.
Comienza el lunes compartiendo.
Te proponemos compartir una sonrisa.
SIEMPRE ADELANTE

CAMINO

Yo preocupado por mis pasos
Preocupado por donde caminaba
Preocupado por mi camino
El camino era y es MI CAMINO
A quién le puede importar?
¡Tengo derecho a hacer lo que yo quiera.!
Miré para atrás y vi a dos niñas pisando mis huellas en el camino.
Me di cuenta:
Tengo la obligación de hacer camino.
¿Qué camino estoy haciendo?

COPIAR

COPIAR

Desde niños nos enseñaron que está muy feo copiar. Esta creencia educacional limita nuestra capacidad de movimiento pues pensamos que si copiamos estamos haciendo algo malo y generamos un sentimiento de culpa y vergüenza si lo hacemos.

Si cambiamos la creencia y la sustituimos por otra que dice”Imita todo lo te sea necesario, útil y te guste” entonces logramos no copiar nunca  lo que no nos gusta, no es útil y no no es necesario.  Pero cogeremos de la vida lo que me resulte necesario,  útil y me guste.

Y para acabar el acto de imitar doy las Gracias, genero un sentimiento de gratitud para quien o quienes lo hicieron primero y me facilitaron la vida.

Este cambio de creencia se basa en el sentimiento,  en la emoción con la que copies o imites, pasando de la culpa y la vergüenza al agradecimiento.

El hombre desde que nace imita, es su manera de aprender, más debe, y tiene, que aprender a ser agradecido también.

Siempre Adelante.

CARNAVAL

Durante mucho tiempo fui la careta.
La careta tenía vestuario incluso un guión para ser y estar.
Un día  se quebró de un fuerte golpe, una dura caída.
El espejo me devolvió una imagen fantasmagorica.
Un rostro había detrás de la careta.
Comencé a desmontarla entera. Arrancar cada trozo era doloroso.
Al fin surgió el rostro, mi verdadero rostro.
Aún quedan rastros del disfraz.
El carnaval!!!
Y siempre después va la Cuaresma.

Corazón

Cuando el corazón habla lo hace en caricias. Si la mente las atrapa las convierte en viento, en ocasiones en vendavales cuando no huracanes. Los vientos de la mente los conocemos. Las caricias del corazón son fugaces y silenciosas por eso debemos estar atentos, para atraparlas y salvarlas de la truculenta razón que las transforma. Escucha a tu corazón. ¡Atrapa las caricias!

COCIDOS INDIGESTOS

COCIDOS INDIGESTOS
A quién en alguna ocasión no le ha sentado mal o pesado un cocido.
Muchas de nuestras creencias y resoluciones son “cocidos” fruto de un lento cocer en nuestra mente de muchos ingredientes.  Nos pasamos horas “cociendo”. Alguno puede que le explote la olla de tanto “cocer”.
Identificar estos procesos, estos “cocidos” y traerlos a la consciencia para comerlos, hacerlos realidad y verificar sus componentes y sobre todo su realidad. Pues en muchas ocasiones esos “cocidos” han cocido demasiado.
Frente a los cocidos está todo lo que surge de la tierra y puede ser comido sin ningún tipo de cocido transformación o aliño. Como la fruta.
La inteligencia cardíaca es así,  es la fruta de nuestra dieta. Surge sin más,  no es fruto de un elaborado y  lento proceso mental. Es la intuición cardíaca.
Los cocidos y la fruta. Saber elegir, saber distinguir, saber observar.
Cada uno elige su dieta.
SIEMPRE ADELANTE

CAMINOS

CAMINOS
¡Cuántos caminos para llegar a Roma!
Así decían nuestros abuelos:”Todos los caminos llevan a Roma.”
No es el camino que elijas o el que te toque o el que te den. Es la actitud con  que lo recorres.
Puedes ir en automático. 
Puedes ser consciente.

Está es la primera situación.  Si te dejas llevar de manera inconsciente o tomas las riendas y de manera consciente lo recorres.
Más la diferencia lo es para quien ha despertado pues quién aún camina inconsciente (en automático) no tiene consciencia y al no tenerla no puede ser consciente de su pura absoluta y total inconsciencia.
A todos nos llegará el día de despertar y casi siempre es por accidente.
Un accidente que te cambia la vida y que por imprevisto e imprevisible es accidente.
SIEMPRE ADELANTE.

COMPARTIR

COMPARTIR
Quién es capaz de obtener de su interior todo lo que precisa tiene dos caminos: Quedárselo para sí y ser autosuficiente o Compartir.
El que comparte sabe que no le faltará nunca.
El que comparte sabe que solo a él le basta y que los demás tendrán hambre y sed a pesar de compartir.
El que comparte sabe que los demás no pueden vivir sólo de lo que él les da.
En nuestro interior está todo lo que necesitamos y es inagotable si lo compartimos más si lo atesoramos se agotará en nuestras propias necesidades.
Es compartir la fuente inagotable.
Comparte lo que sabes y lo que sientes.
Comienza el lunes compartiendo.
Te proponemos compartir una sonrisa.
SIEMPRE ADELANTE

CANSADO vs BIEN CANSADO

CANSADO vs BIEN CANSADO.

De una manera u otra todos nos cansamos. Incluso acabamos agotados. El cansancio es nuestro compañero diario pues todos necesitamos descansar.
Pero el cansancio se puede convertir en un triste compañero:”Siempre estás cansado” nos decían nuestros abuelos. Pesada carga es el cansancio,  que a su vez cansa, que me cansa hasta la vida.
Más es signo de amor el cansancio.  Quién da se agota y debe descansar para reponer sus fuerzas y volver a dar.
“Cansando” o “Bien Cansado” la diferencia sólo la marca una sonrisa. Quién acaba el dia cansado con una sonrisa acaba “bien cansado”.
La sonrisa, marca la diferencia. Y es entonces cuando jamás dirás:”estoy cansado de esta vida” pues sabrás que el cansancio es el fruto del amor dado en el día.
Siempre Adelante