CINCO

Las 7 Reglas

TERCERA.

COMER para SER.

La ciencia avanza y descubre la importancia de la alimentación para una vida sana y en plenitud.

Lo que comes, cómo lo comes, cuando lo comes, con quién,  donde, para que,  por qué…son cuestiones básicas para la nutrición consciente.

Ser consciente en la alimentación para que decidir en libertad o ser presa de automatismos incluso heredados y generacionales que deciden por mí.

Ser consciente desde la serenidad o dejar que la ansiedad devore cuanto encuentre a su paso.

Ser consciente o no dejar de picotear a cualquier hora del día en una carrera sin meta.

Aprender a ser consciente en la comida es el resultado de la consciencia de pensamientos y emociones.

Para ser consciente en la comida y templar mis automatismos debo serlo para otros aspectos de mi vida.

Comienza a “comer” respiraciones conscientes. Cuenta respiraciones. Comer series de 10 hasta 40 respiraciones. Sentarse y ser consciente de la respiración supone el ejercicio más básico para comenzar a ser consciente. Si te pierdes en la cuenta comienza de nuevo.

Todos los días una sentada a respirar.

Entonces nos daremos cuenta de como la mente y los sentimientos no nos dejan respirar conscientemente. Avanzar en este camino es una de las enseñanzas Mindfulness y por eso ello se aplica con éxito en trastornos alimentarios.