Término que empleo para referirme a los que viven desde el corazón.

A lo largo de la historia han existido muchos. Tachados de locos, rebeldes, incomprendidos…su vida entre los “cerebrales” nunca fué fácil. 
Los “corazonianos” dejan tal huella que suelen tener seguidores, imitadores,  apóstoles. 
A los “corazonianos” se les capta enseguida.  Su corazón emite vibraciones armónicas y son capaces de hacer reaccionar nuestras “neuronas espejo”. Asi ahora la ciencia explica porque los sentimos con una gran intensidad. 
Provocan amor, pues son amor.
Podemos aprender a serlo pues lo somos en algunas ocasiones de ahí cuando decimos:”lo he hecho con todo mi corazón”, o “de corazón”.
Traer a la consciencia la INTELIGENCIA CARDIACA convertirla en hábito para que sea una constumbre y conforme un carácter. Este es el empeño en el que trabajan hoy miles de personas en el mundo. Por que ser un CORAZONIANO ¡¡¡SI SE PUEDE!!!!!.