SER PROACTIV@

Ir a descargar Lo que solo puedes hacer tu, solo lo puedes hacer tu. Por tanto, debemos pasar a la acción si queremos que las cosas sencillamente sucedan y para ello debemos decidir lo que queremos hacer y cómo lo vamos hacer. Esta actitud no es innata, corresponde su aparición, existencia y permanencia al libre albedrío. Podemos dar el poder de decisión en nuestras vidas a todo lo externo, a la bondad y bienestar de nuestro entorno, a lo que opinan los que nos rodean, a las modas pasajeras, a otras personas, es decir,a nuestras circunstancias externas. Pero si por el contrario solo nos movemos por valores meditados y seleccionados, fijamos nuestras metas y nos dedicamos a las cosas en las que verdaderamente solo yo puede hacer y lo hago con pensamiento y energía positiva, aceptando la realidad de buen grado y sonriendo ante cualquier circunstancia, entonces comenzamos a controlar nuestra vida. El hombre y la mujer proactiva saben lo que necesitan y actúan en consecuencia a los valores previamente seleccionados y la meta fijada, toman el liderazgo de su propia vida y generan las acciones y respuestas adecuadas a cada momento con un gran sonrisa y actitud positiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *