COMO UNA MOTO

COMO UNA MOTO

Algunos días esta expresión reciente en nuestra historia describe nuestro estado, nuestra actitud.¡¡¡A tope!!!!
Vamos por la vida con el mismo ritmo que la sociedad imprime. Aceptamos como creencia que ese ritmo es el natural. Un hombre o mujer lento y parsimonioso puede ser considerado por ello improductivo.
Más nuestro ritmo es el de la naturaleza pues naturales somos. El que equilibra mi vida y le da serenidad y armonía.
Para descubrirlo,  para descubrir mi ritmo natural debo vivir en el ahora y en consciencia plena.
Te propongo un ejercicio para verificar si tu ritmo es natural.  Escoge un bosque o parque e intenta andar despacio consciente de tus pensamientos y sentimientos. ¿Qué has descubierto?. Si la respuesta es nada, aún no has encontrado tu ritmo natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.