TENGO PRISA

TENGO PRISA
No hay nada que produzca más desatención que tener prisa.
Quién tiene prisa sólo tiene una cosa: Prisa y es lo único que puede dar: prisa.
Tener en prisa es priorizar, establecer  una Meta  inmediata, cercana en el tiempo.
Se desborda el cuerpo, su corazón late acelerado,  sólo pienso en la posibilidad de llegar o no llegar, me hago bipolar, y, las emociones se disparan llegando también a desbordarse.
“No  me enteré de nada es que tenía mucha prisa….” decimos muchas veces.
Las prisas nos dejan sordos, ciegos e insensibles al entorno.
Es un gran campo de pruebas para practicar mindfulness.
¿Quién tiene prisa ahora?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.