@BUELOS, la película

¿Es una obra religiosa?

En Salamanca pude comprobar con gran asombro y sorpresa lo que ahora voy a relatar. Tal vez en todo el cine fuí la única persona que se percató de lo que vi y oí y puede ser que todo tenga que ver con mis filtros mentales y educativos, mis creencias, más la experiencia vivida es con la que me quedo y relato a continuación.

La película es una obra maestra en la transmisión icónica y arquetípica de los valores propios del Humanismo Cristiano

Del propio Cristianismo y muy fiel a los principales mensajes que encierra el relato evangélico que nos transmitieron los textos y cartas de los apóstoles y seguidores que el que fue llamado Cristo, Jesús de Nazaret.

La película habla de RESURRECCIÓN.

De reinicio, de volver a empezar, de vida y muerte. De como la vida que puede verse apagada y mortecina puede regenerarse para crear una nueva luz. Los tres personajes aparecen agotados en sus proyectos vitales y resurgen de sus cenizas como Ave Fénix después de un período de crisis y caos.

La película es TRINITARIA.

Habla de los tres elementos esenciales de la actitud de un cristiano:

FE:

Representa por el personaje emprendedor que quiere a toda costa y con riesgo de su propio patrimonio y matrimonio poner en marcha un nuevo proyecto pues tiene la convicción profunda que ese es su camino. Tiene Fe.

ESPERANZA:

La que representa el abuelo para su hijo que no encuentra como despegar con su ayuda económica y afectiva. La que representa este hombre que se vuelve a enamorar después de años de viudedad. Tiene esperanza en tener un nieto algún día. Tiene esperanza.

AMOR:

La que representa el personaje de éxito y económicamente acomodado que en la persona de quien cree que es su hija y con sus silencios sobre la verdad testimonia como de grande y espléndido puede llegar a ser el amor, como lo describe San Pablo en la Carta a los Corintios, que tanto gusta leer en las bodas. La que representa como conocedor del sentido del amor entre el hombre y la mujer expresada en sus libros. Y la que representa al intentar ayudar a otro personaje en la búsqueda de Eros, cuando de lo que sabe es de “Caritas” el concepto más elevado del amor.

La película es un canto a la NATIVIDAD o natalidad.

Todo un discurso cuando los personajes ponen de manifiesto ante los representantes del capitalismo, representandos los dos hombres de negocios de éxito en una gran corporación, lo que las personas padecen y es el motivo de no tener hijos. La presencia constante de la alusión a la vida mediante el nacimiento de hijos e hijas. Incluso el propio negocio elegido para emprender que es una guardería refleja esa necesidad imperiosa de nuestra sociedad de tener más nacimientos.

Otros reflejos de relatos evangélicos:

EL HIJO PRODIGO:

Acogido en su casa por su padre pese a la forma con que trata al padre y que le es reprochado por su propia pareja.

EL NIÑO JESÚS:

En toda la película está presente la niña, presente en casi todas las escenas. Evocando con ello ese niño y niña que todos llevamos dentro que es la fuente de tanta energía y tanto poder. Dejar que los niñós se acerquen a mí, de ellos es el reino de los Cielos y es que quien se comporte como ellos tiene abierta sus puertas. No tienen pasado, no proyectan a futuro, tan sólo viven el presente, el ahora.

LOS TRES REYES MAGOS:

Representados por los protagonistas que llevan a sus vidas y a quienes el rodean el oro, el incienso y la mirra, representadas por el éxito del emprendedor, la consciencia en el amor y la formulación de un nuevo proyecto de vida.

Es una película totalmente religiosa.

Aunque el Director y el Guionista no lo hayan pretendido y querido. Y es que así son las obras del Espíritu Santo, en las que se elige como medio a personas para hacer en la tierra lo que se quiere en El Cielo, como dirían nuestros “abuel@s”.

Este mensaje encriptado en una historia de emprendimiento y familias logrará contactar con los corazones de todos aquellos que, como yo, fuimos educados en las escuelas, colegios y catequesis en la Fe, la Esperanza y la Caridad, en el Amor al prójimo, en la Navidad y en la Resurección y, pese a que ahora estemos fuera de la órbita de la Iglesia Católica, (no es mi caso, me siento muy religioso y católico, ¿Se nota verdad?), esos valores intangibles fueron la base y fundamento de nuestra educación y con ellos se conecta con facilidad en la película pues emplea la parábola o cuentos de sabiduria, el icono y el arquetipo.

Por eso y por mucho más la película es una OBRA MAESTRA de la transmisión de los valores que la sociedad española tiene que poner en valor para seguir adelante, siempre adelante.

Felicidades, mis más sinceras felicidades y gracias por dejar esta obra de arte como expresión de los que fuimos, somos y tendremos que volver a ser: SERES DE AMOR, ESPERANZA Y FE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.