DIECISÉIS

DIECISEIS

Tengo miedo.

Dicen que cuando empiezas con los médicos de consulta en consulta algo te encuentran.

Cuando algo te encuentran comienza la imaginación desbordante a imaginar y tenemos pensamientos premonitorios contractivos que unen al miedo la tristeza.

Cuando se confirma el diagnóstico comienza un camino diferente. Ya no están el miedo y la tristeza, aparece la sorpresa con su gran pregunta:¿porqué a mi?

Pero rápidamente aparece la ira. Miedo, tristeza, sorpresa, ira sólo falta hartazgo. La alegría ha desaparecido.

En este cóctel de emociones se desarrolla el nuevo camino que andar.

Es el Everest de la ruta. Hay que escalarlo. Algunos se rinden, otros lo intentan, algunos lo consiguen.

Conviene ir ligero de carga, acompañado de un buen SHERPA.

TÚ puedes, pero no sólo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.