REINCI@TE: Los MAESTROS de la FIDELIDAD: El perro.

Navegando por internet se encuentran pensamientos, reflexiones y sentimientos. Esta mañana encontré una reflexión que me hizo cambiar el rumbo de las mias para este Blog. Yo tengo a Capitán, antes tuve a Brutus (el de la foto), Richard y Chicarrón sin olvidar al de Julia, Zarco. Todos ellos perros, todos ellos Maestros de Sabiduría pues nos vienen a enseñar, lo que es la FIDELIDAD. Lo hacen repitiendo constantemente las mismas rutinas, hábitos y costumbres y que podemos resumir de la siguiente manera: 1º.-Cuando tus seres queridos lleguen a casa siempre corre a saludarlos. 2º.-Nunca dejes una oportunidad de ir a pasear y deja que el viento golpee tu cara y siente el éxtasis que produce. 3º.-Toma siestas. Estírate antes de levantarte. 4º.-Corre, brinca, juega a diario 5º.-Mejora tu atención y deje que la gente te toque. 6º.-Evita morder cuando un simple gruñido sea suficiente 7º.-En días de calor recuéstate en la tierra patas arriba. Cuando tengas mucho calor hazlo bajo la sombra de un árbol. 8º.-Cuando seas feliz baila alrededor y mueve todo tu cuerpo. 9º.-Nunca pretendas ser algo que no eres. 10º.-Si lo que buscas está enterrado escarba hasta encontrarlo 11º.-Cuanto alguien tenga un mal día acompaña en silencio, cerca de él y hazle sentir que estás ahí. YO NO TENGO HOY NADA MAS QUE DECIR que GRACIAS. SIEMPRE ADELANTE “CAPITAN”. y a tí BRUTUS te repito lo que el 28 de marzo de 2011 escribí por ti y para ti: Tú que llegaste a mi vida por casualidad. Tú que rápidamente enraizaste en mi corazón. Tú que fuiste compañero de sonrisas y lágrimas. Tú que siempre estabas ahí. Guardián de mi hogar. Compañero de mis hijas. A ti hermoso espíritu que hoy vuelves a ser energía. A ti dedico hoy mi dolor y mis lágrimas. Nadie sabe como tú mis anhelos, mis esperanzas. Querido amigo de paseos nocturnos y vespertinos. Testigo del ahora, nuestro ahora. Hoy he salido a caminar pisando tus últimas huellas. Allí estaban todos, los pájaros, los árboles, el cielo, el sol, las nubes. Todos hasta el cocker del número 41 que ladraba hoy más que nunca. Y hoy, cuando acababa el paseo una cigüeña ha cruzado el cielo. He pensado, ahí, ahí va tu espíritu camino de un nuevo hogar. Que la nueva morada sea digna de tu alto y digno espíritu. ADIÓS, adiós mi querido y fiel amigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.