DOCE DECRETOS PARA LAS DOCE UVAS

Señor, hazme un instrumento de tu paz;

1.Donde haya odio, ponga amor;
2.Donde hay ofensa, perdón;
3.Donde hay duda, fe;
4.Donde hay desesperanza, esperanza;
5.Donde hay tinieblas, luz;
6.Donde hay tristeza, alegría. 
Oh Divino Maestro,
7.Que no busque yo tanto Ser consolado como consolar.
8.Ser comprendido como comprender.
9.Ser amado como amar.
10.Porque dando se recibe.
11.Perdonando se es perdonado.
12.Y muriendo a si mismo se nace a la vida eterna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.