EL FOCO y la MIRADA POSITIVA

Todos hemos sido dotados de la vista salgo algunas personas que por diversas circunstancias no gozan ni gozaron de este sentido. Pero todo, videntes o invidentes tenemos una forma de ver o mirar la vida. Podemos ver los mismo y sentir diferente. El conjunto de sentimientos, pensamientos y emociones que a través de la vista y el resto de los sentidos nos produce lo que vemos es lo que yo denomino “LA MIRADA”. Cada uno tenemos un MIRADA, diferente y genuina conformada por nuestra experiencia. En nuestro lenguaje existen frases como “Me ha mirado mal” “No me mires así” “Míralo de otra manera, de otra forma”. En fin un conjunto de situaciones con la mirada por medio. La MIRADA puedo elegirla, es decir, a veces no puedo elegir lo que veo pero si puedo elegir la MIRADA. Y si la puedo elegir yo soy el único responsable de mis MIRADAS. Y si podemos elegir entonces ya poseemos una herramienta para poder mirar al mundo de la forma que sea más conveniente para el empeño, el fin o el cambio que pretendo. Entonces entra en escena la técnica del ENFOQUE o del FOCO, es decir, podemos elegir en que nos enfocamos, dónde ponemos el foco, para verificar cual es nuestra mirada. Esta técnica del FOCO permite que en determinadas ocasiones podamos “enfocarnos” en un problema, una alegría, una pena, un dolor, una circunstancia, una persona, un pensamiento o una emoción y a través de nuestra MIRADA poder iniciar el cambio deseado en lo que es observado. Podemos focalizarnos en lo que queremos cambiar, lo que queremos tener, lo que queremos ser, lo que nos agrada, lo que nos disgusta…. Nuestra MIRADA se centra en lo que estamos ENFOCADOS para darle el sentido que deseamos. Pero, ¿dónde está puesto el foco de tu vida hoy?, ¿en qué te enfocas?, ¿Cómo miras tu vida?….

One thought

  1. Viktor Frankl,psiquiatra y creador de la logoterapia,utilizó, como nos cuenta en su libro El hombre en busca de sentido su experiencia como prisionero en los campos de concentración nazis. Allí puso en práctica sus teorías para sobrevivir a ese infierno. Una de ellas consistía en focalizar su mirada, sus pensamientos en su mujer, su familia, en la esperanza de volver a reencontrarse con ellos. Esa fue una de las armas gracias a las cuales logró sobrevivir y relatarnos sus valiosas experiencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.