RECTIFICAR LA INTENCION

Saber rectificar la inicial intención es prueba de sabiduría y humildad.

Quién rectifica ha sido consciente.

Rectificar para alinear nuestros actos a nuestros valores.

Rectificar para cambiar el rumbo.

Rectificar para dar más y mejor.

La intención es lo que cuenta dicen nuestros abuelos.

La intención como voluntad puede expresarse con mayor o menor grado de consciencia de ahí la necesidad de rectificar.

Quién rectifica de manera consciente en silencio ha reflexionado y por tanto ha estado presente, en el ahora, pues es en el ahora donde se rectifica.

Rectificar es de sabios dicen los Maestros.

Y es que los Sabios viven en el ahora y saben que la vida no es más que un continuo estado de presencia para rectificar la intención inconsciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *