REINICI@TE: ¿Qué hay de lo mío? .Defender lo mío con amor.

Lo mío y lo tuyo. Tal vez, después de lo bueno y lo malo, lo permitido y lo prohibido sea el dualismo más imperante y condicionante de nuestras vidas. En primer lugar requiere un previo juicio acerca de lo “mío”, lo que me pertenece, lo que es mío, por distintas razones o motivos, pero es mío, el resto es tuyo o es vuestro, pero lo mío es lo mío.

Definir qué es lo mío y defenderlo de los ataques de quienes me lo quieren arrebatar  consume una gran energía, determina nuestros pensamientos y nuestra gestión emocional. Por tanto, de cara a un encuentro con la felicidad es un factor a tener en cuenta pues sus consecuencias pueden ser limitante para alcanzarla.

En lo mío aparece el APEGO. Apegarse a las cosas, circunstancias y personas, aparece en nuestro lenguaje el “MI”; Mi casa, mi perro, mis hijas, ni familia, mi coche, mi trabajo, mis amigos, mi dinero, mis títulos, mi carrera, mi taza, mi libro……mis derechos.

El apego produce sentimientos  contractivos en cuanto desaparece lo mío.

En la defensa de lo mío aparece el CONFLICTO pues se contrapone al deseo de otro de que lo que aparece como mío sea suyo. Emociones contractivas y ulteriores y posteriores conflictos del conflicto aparecen de continuo en las relaciones humanas por esta realidad.

Una realidad: con nada nacimos. Otra realidad: nada nos llevamos cuando morimos.

Frente al APEGO está el AMOR. Ambos son un sentimiento, ¡pero qué diferencia!.

Amar lo que tienes, con profundo amor, provocará que no te apegues, que sencillamente puedas vivir con ellas y sin ellas y sigas sintiendo el amor que las tienes a pesar de su ausencia.

Nos enseñan desde pequeños a apegarnos y tenemos una tendencia natural a defender lo mío por un instinto natural de supervivencia innato pero que convive con un soplo e inspiración consustancial al Ser que es el Amor y con el que puede convivir. Defender lo mío con amor es la fusión entre ambos realidades: defenderse con medios pacíficos ante el CONFLICTO y diluir el APEGO en el AMOR. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.