REINICI@RSE EN LA ESPERA: ¿A qué estás esperando?

Son tantos proyectos, tantos deseos, tantos anhelos, tantos sueños, que siempre estás esperando algo, siempre hay algo que esperar. Se puede decir que pasas la vida esperando. Al estar en continuo estado de espera lo que puede ocurrir es que o bien tomes el camino de la desesperación fruto de la impaciencia o tomes el camino de la esperanza fruto de la paciencia. Solo hay dos caminos, el de la ESPERANZA y el de la DESESPERANZA, fruto de la PACIENCIA o la IMPACIENCIA. Y así,el AHORA, se ha convertido en este sentimiento, es decir, la vida se está convirtiendo en una constante espera por lo que ha de venir, que, si es en el camino de la ESPERANZA entonces la espera es gozosa y en paciencia y por tanto nuestro AHORA es de alegría por lo que ha de venir (pensemos en la noche de los Reyes Magos para un niño) o, por el contrario si estás en el camino de la DESESPERANZA, será la impaciencia y la ansiedad tu presencia del AHORA y tu vida se convierte en una espera dolorosa que se transforma en miedo e ira, asco, hartazgo y/o tristeza (pensemos en los exámenes para acabar una carrera universitaria para obtener un grado o título). Cuando estamos en el camino de la desesperanza, la tristeza, el miedo, el hartazgo y la ira solo son fruto de un sueño, un proyecto colocado en el camino de la desesperanza, y, por tanto, solo tendremos que colocarlo en el camino adecuado o debemos cambiar de sueño. En todo caso siempre es una elección personal. Ese es nuestro poder, que podemos elegir, ese es el poder del libre albedrío. Colocar cualquier sueño o proyecto en el camino de la ESPERANZA es saber que lo importante no es cuando llegue, sino la preparación para cuando llegue, es decir, el AHORA. Saber que una META tiene una SALIDA y que entre salida y meta hay un CAMINO que hay que recorrer y que, al formar parte de la META, es ya en sí mismo sueño y entonces comienza a disfrutarse y a vivirse ya, pues ya es una realidad. Sabiendo que la vida es siempre tiempo de espera en lo que vendrá, aprovecha el momento, el AHORA, pues ya forma parte de lo que ha de venir, de lo que ha de llegar y por tanto ya ES, lo que quieres que sea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *