REINICI@RSE

Todos los sistemas han estado invernando. Durante este verano, protocolos, normas, costumbres y procedimientos, horarios, lugares, situaciones y circunstancias han cambiado en algunas ocasiones hasta de manera radical. Por otro lado nuestros sentidos han percibido nuevas sensaciones, en algunos casos, hasta de culturas distintas. Hemos tenido encuentros y vivido situaciones que han provocado la aparición de emociones, en la mayoría de los casos la alegría habrá predominado entre ellas. Hemos revivido junto a los nuestros el pasado, pero hemos vivido con los nuestros el presente, el ahora, disfrutando de una compañía que tal vez el resto del año no hemos podido tener. Pero todo llega a su fin, así nos lo enseña la Ley de la Impermanencia y de pronto tenemos que volver a implantar en nuestras vidas los protocolos, normas, costumbres y procedimientos dejados, tenemos que volver a los horarios, lugares, situaciones y circunstancias anteriores. ¿Cuál es tu sentimiento?. En muchos casos hay nuevos planes, retos y metas. En otros son los mismos pero con fuerza renovada y, en muchas, ocasiones un desánimo por encontrarse con ”siempre lo mismo” y una losa de tristeza y asco da paso a una ira contenida que puede volcarse en una depresión postvacacional o en un brusco cambió de humor. Pero en todo caso el origen de todas las emociones están en la forma o manera que nos REINICI@AMOS. Si observamos el proceso de reinicio de un ordenador vemos como su encendido de sistemas es lento, pues ha estado invernando (descansando), abre sus programas lentamente, poco a poco, chequea todo los sistemas, los va poniendo en marcha en orden y durante algunos días es más lento de lo común pues sus sistemas y protocolos son regenerados lentamente a medida que todo va estando en su sitio. Nosotros, cada uno de nosotros, somos el ordenador más perfecto sobre la tierra. Tenemos una mente, un cuerpo, unas emociones y un Ser que sincronizadamente nos dan la vida. ¿Tenemos salud? Después de unas vacaciones de descanso el cuerpo lo agradece pero también hay que acostumbrarle a madrugar y a los nuevos-viejos horarios. ¿Cómo lo haces? ¿De golpe o paulatinamente? ¿Cómo tratas tu cuerpo? ¿Dependemos de nuestra mente?. Hemos leído, escuchado música, cocinado…., o no hemos hecho nada, en todo caso, nuestra mente tiene que volver al cien por cien de su rendimiento de un día para otro. “No me acuerdo de nada!”, “ Que difícil me resulta!” ¿Cómo lo haces? ¿De golpe o paulatinamente? ¿Cómo tratas tu mente? ¿Cómo gestiono mis emociones? ¿Después de la alegría del verano, llego al trabajo con asco, sorpresa, tristeza, ira…?. ¿Cómo lo haces? ¿De golpe o paulatinamente? ¿Cómo tratas tus emociones? ¿Dónde está, cómo está tu SER?, Algunos se han acercado a él, otros se han alejado, algunos aún no saben que existe, otros lo han descubierto…toda una mosaico de posibilidades. El SER, nuestra verdadera esencia, lo que se contrapone al EGO. Recuerda el momento más intenso de estas vacaciones, sí, ese momento en que sentiste algo dentro de ti con una fuerza intensidad y empuje nuevo, o ese otro de suave caricia de amor y bienestar, o aquel otro rápido y fugaz como el rayo que dejaste pasar….sí, ese es tu SER. Esta dentro de todos nosotros y cuando el EGO le deja suele surgir de nuestro interior. ¿Y tú SER?…. La vuelta al trabajo, a la rutina y a casa, como coloquialmente nos expresamos. Piénsalo. ¿Cómo te REINICI@S?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *