REINiCI@TE a la INOCENCIA: Ser INOCENTE

Representan todo un peligro para algunas formas de pensamiento y organización. Los INOCENTES son una expresión singular, una “rara avis”, son pocos, han encontrado la sabiduría de SER, son expresión pura del AMOR ESENCIAL, pues aún teniendo pasado no les atrapa, viven el presente en un eterno AHORA y el futuro no es más que un vacío que llenará el AHORA. El Inocente es como un niño, como el Niño Jesús que acaba de nacer en Belén y que acabamos de celebrar hace unos días. La mejor expresión de inocencia es la de un niño. Pero suelen ser peligrosos para determinadas estructuras de pensamiento y organización porque dicen la verdad, porque están en contacto con la VERDAD, que es UNA. Todo lo demás son interpretaciones de una mente atrapada en experiencias pasadas y proyecciones futuras que olvida el presente. El INOCENTE tiene una percepción de lo que denominamos realidad diferente a los demás, pues ellos han despertado a la VERDAD y la contemplan. Suelen ser objeto de mofa y burla por el resto de seres humanos que no comprende su forma de ser y estar. Más el INOCENTE es expresión de puro AMOR, por ello se utiliza la palabra para declarar inocente a quien es exculpado de una acusación que perturba la paz y la justicia que nos hemos creado y diseñado. Más ellos son expresión de PAZ pues son pura PAZ. Para ser INOCENTE se precisa la GRACIA de serlo, que no se encuentra si la buscas, pues es ella la que sale a tu encuentro. Sin embargo, ser astuto, inteligente, perspicaz, listo… es lo más fácil, a nuestra mente le cuesta más creerse que en la entrega total al AMOR (Caridad) se encuentra la expresión más absoluta de la Sabiduría, de la Verdad, de la Paz y del Amor, y que esta es la INOCENCIA, la Santa Inocencia, y que ellos son los SANTOS INOCENTES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.