TRES

TRES.

Siempre tendrás tres.

Siempre podrás escoger:

1- Rebelarte.

2- Resignarte.

3- Aceptar.

En occidente nuestra educación optó por la Resignación en unos casos y por la Rebelión en otros. Esta bipolaridad y dualismo sigue imperando como modo de trabajar las adversidades inevitables. Nuestro lenguaje está lleno de giros que así lo confirman:

“Tendrá que ser así que le vamos hacer”

“Yo no me callo, no lo tolero, no me resigno. ..”

En oriente emplearon y educaron en la “aceptación” que es diferente por su componente emocional.

El que se rebela se ancla en la ira. El que se resigna se ancla en la tristeza y el que acepta lo hace desde la serenidad.

Son tres modelos emocionales diferentes con resultados diferentes.

ACEPTAR no es resignación pues ante lo inevitable tan solo lo reconoce e integra pero pasa a la acción como el que se rebela.

ACEPTAR no es rebelarse que es pasar a la acción desde la ira dado que no reconoce ni integra lo que pasa sencillamente “no lo quiere en su vida.”

El hombre y la mujer consciente ACEPTAN pues desde la paz y la serenidad reconocen e integran lo inevitable tomando a continuación la acción que su corazón les sugiere.

Recuerda siempre que ante lo inevitable, lo que laman en el mundo cristiano “la cruz”, tienes  tres cruces, tres opciones.

Publicado en T

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.