AULA DE PAZ en la Mediación Escolar

Aula de Paz en la Mediación Escolar

Este mes hizo un año de la puesta en marcha en el Colegio Maestro Avila de Salamanca

Tuvo un gran eco en los medios de comunicación locales y regionales:

RTV SALAMANCA AL DIA, EL NORTE DE CASTILLA o SALAMANCA 24HORAS 

La Fundación General de la Universidad en el Boletín que edita también le dedicó un espacio dado que la iniciativa estaba impulsada por el Instituto de Paz, Desarrollo Personal y Liderazgo que es Empresa Amiga de la Universidad una Institución de Mediación registrada en el Ministerio de Justicia de la que es Director Marco Manzano Palomero. 

Se creó un grupo de Facebook “Respira, fluye, pasa” por el Colegio donde se comparten sus actividades y en este enlace podéis ver el reportaje que les hizo la cadena 8 de TV en Castilla y León.

Todo el programa de AULA DE PAZ se enmarca dentro de un proyecto Coordinado por Julio de la Torre como consultor y facilitador de Mindfulness quien se encargó de formar a los facilitadores del Aula mediante un curso certificado por el CFIE de Salamanca y un posterior acompañamiento para dar forma al Aula de Paz.

El Aula de Paz es un tiemp y un espacio.

El Aula de Paz en la Mediación Escolar es una herramienta básica que pocos centros educativos emplean por la falta de información, formación y experiencia del profesorado.

Como espacio es un espacio que sólo se puede dedicar a la finalidad prevista y que no es otra que crear un depósito constante de paz. Muchos centros no disponen de dicho espacio pues lo comparten con otras actividades contaminando el espacio con las energías de las personas que los han ocupado con otras intenciones y actitudes.

Como tiempo se emplea por el facilitador para que pueda disponer el Centro Educativo de un lugar para dearrollar actividades que ahora se llaman por algunos centros de “interioridad” como desarrollo de la Inteligencia Intrapersonal y la Inteligencia Espiritual.

El Aula de Paz en la Mediación Escolar tiene tres tiempos:

PRECONFLICTO: Enseñamos a los alumnos y alumnas a utilizar sus recursos emocionales y mentales para una adecuada gestión de los conflictos que les puedan surgir.

CONFLICTO: El tiempo para tomar conciencia desde otro lado, no desde el plano mental. Aquí la preparación del facilitador es fundamental. Su entrenamiento en el Estado de Presencia es imprescindible para una escucha activa, una atención plena, la generación de las resonancias límbicas y provocar la coherencia cardiaca.

POSCONFLICTO: Para asimilar la sabiduria que todo acontecimiento vital lleva aparejada. Nuevamente el facilitador debe conocer las técnicas que posibilitan la toma de conciencia y la comprensión.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *