Un Cursillo de AMOR: El AMOR COMO SECTA.

Cuando se nos pronuncia la palabra secta nos ponemos en guardia al ser un concepto que en occidente tenemos muy relacionado con la falta de libertad y el sufrimiento. También es verdad que es un juicio que empleamos con facilidad para etiquetar a todos aquellos que no entendemos a un nivel profundo de convicción existencial, es decir, todos aquellos que tienen un estilo de vida divergente con el común y el general puede llegar a ser calificado de secta por el mero hecho de ser diferente, muy diferentes.
De secta viene el término “sectario”. En nuestro Cursillo nos interesa el AMOR y sus múltiples manifestaciones e interpretaciones y una de ellas es el “AMOR SECTARIO”. Nos referimos a estos amores y sentimientos totalmente unidireccionales en el que el culto a la persona se ha tornado en apego y deseo. Quien es presa o practica este tipo de amor hacía la persona amada siente un profundo apego a su persona, sin ella no puede vivir, y un deseo profundo de ser como ella hasta sus últimas consecuencias. Existe un olvido de sí de tal calibre que se olvidan de sí mismos para vivir la vida emulando la de otra persona. Hay diferentes grados de “AMOR SECTARIO”, desde el más radical hasta el más liviano.
Muchas religiones, entre ellas la Cristiana, se han calificado en la historia de secta por este apego, deseo y olvido de sí por seguir y ser como Jesús de Nazaret. ¿Cuál es la diferencia entre la religión y la secta?: Desde donde.
En la secta se ama desde la mente. En el cristianismo se ama desde el corazón. Por eso pueden verse cristianos sectarios, es decir, aman desde la mente y son capaces de matar por defender su amor, como el caso de las más radicales posturas de los musulmanes en el tiempo presente, los judíos y los cristianos en otras épocas de la historia pasaron por los mismos estadios de desarrollo y amaron desde la mente provocando el AMOR SECTARIO.
En la vida cotidiana podemos tener expresiones de AMOR SECTARIO en familia, la pareja, la empresa y los amigos. No son tan fáciles de distinguir a primera vista salvo en los casos más radicales. La Secta anula a la persona, y hay padres, esposos, parejas, jefes y amigos que son capaces de anular a otras personas totalmente. Quien ha caído en manos de un AMOR SECTARIO no puede ver, ni darse cuenta de la realidad, su filtro mental está totalmente enturbiado por un deseo y un apego de tal calibre que no puede percatarse de lo que pasa, a veces requieren años de terapia para desmontar el entramado de creencia limitantes y en otras ocasiones una caída, un profundo dolor, una experiencia culmen les hace despertar con total brusquedad y eficacia.
Los estadios intermedios de AMOR SECTARIO son los más frecuentes. Embebidos por una pasión a algo o alguien, nacen los forofos, nacen los fans, los seguidores, los militantes…Y nada es bueno ni malo, sino limitante o no limitante para la expresión excelsa del AMOR que somos y que podemos estar entregando a causas, circunstancias o personas privándonos de la capacidad de ser nosotros mismos y poder así brillar con el esplendor que a todos nos corresponde en la vida.
En el marco  de la empresa el AMOR SECTA se desarrolla en organizaciones piramidales en las que el dueño, fundador, director o jefe es idolatrado por sus capacidades, sus habilidades, sus talentos, sus actitudes…Generan estructuras organizativas con mucha fidelidad y eficacia. Existen ejemplos a lo largo de la historia con personajes a la cabeza que han removido los mayores obstáculos gracias a adhesiones inquebrantables de los seguidores y súbditos. Las consecuencias de esta organizaciones para quienes las integran y el resto del mundo depende del para que estén orientadas. Podemos ver como extremos a Mandela y a Hitler.
El AMOR SECTA no es bueno ni malo, es una condición de vida, una manera de enfrentarse a la existencia y todos, de alguna manera, vivimos experiencias de AMOR SECTA dependiendo de la edad. En la adolescencia es muy probable la existencia de este tipo de deseos y apegos pasionales por personajes públicos, equipos deportivos, partidos políticos, ideologías…más avanzados en nuestro desarrollo el AMOR SECTA se conforma en diferentes ámbitos.

La cuestión es saber y entender que se trata de algo totalmente ajeno al corazón, totalmente ajeno al AMOR como Sabiduría que brota del corazón. Cuando nos veamos inmersos en un AMOR SECTA es que hemos despertado y podremos soltar, pues una de las características del AMOR SECTA es que no te das cuenta de que eres su presa.

One thought

  1. Muy interesante el analisis, acertado en muchos aspectos. Difiero particularmente en la aseveracion "El AMOR SECTA no es bueno ni malo", esto quizas es cierto mientras no se entienda la situacion. Pero una vez entendida el "AMOR SECTA" debe considerarse intrinsecamente negativo. La Biblia ademas insinua que es pecado (Gal 5, 19-21). La frase "AMOR SECTARIO" de por si refleja una gran contradiccion, pues si se entiende lo que es el Amor, este no puede ser sectario. El "Amor Sectario" explicado como esta aqui demuestra que se vive una situacion de falsedad, y las falsedades no son nunca positivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.