NO TEMAS

Tener miedo. Si nos paramos a pensar un poco y hacemos la lista de deseos y apegos, lo que quieres conseguir y lo quieres retener, ya tenemos la lista de muchos miedos o temores.

El miedo como emoción tiene sus ventajas e inconvenientes. El miedo como sentimiento elaborado mentalmente y retenido como lo normal es el arma más poderosa sobre la tierra.

Para no tener miedo no hay que desear ni apegarse a nada temporal.

Para no tener miedo hay que convertir el ahora en la eternidad.

Para no tener miedo sólo Dios basta decía Teresa de Ávila.

¿Y cómo se hace?

Y es que no es hacer. Es Ser.

Mientras no aprendamos a Ser seguiremos teniendo miedo.

Se tú mismo decían los clásicos.

SER, la única garantía para no tener miedo. Mientras el Ego domine nuestra vida existirá el miedo en ella.
Siempre que tengo miedo vuelvo a mi Ser para sere-narme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.