RENDIRSE

RENDIRSE.

El éxito reside en no rendirse nunca, decimos, e ir siempre adelante. Una continúa lucha en busca del éxito. Este es el gran paradigma que en Desarrollo Personal se repite y repite como un mantra, una consigna y grito de guerra.

Su formulación es fácil en la alegría,  expansiva y potenciadora, más cuando lo que existe es la ira, la sorpresa por lo inesperado (“no me  lo puedo creer”),la tristeza, el hartazgo o el miedo, todas ellas emociones limitantes y contractivas, el mantra, si solo se maneja a nivel mental no reporta más que su caricatura y decimos eso de:”Decirlo es muy fácil pero ponerlo en práctica es otra cosa.”

Cuando estamos en situaciones muy contractivas, contaminados por emociones limitantes el camino es rendirse, no resistirse al sentimiento. Si mostramos resistencia será como la segunda flecha de la que hablaba Buda. Dos flechas son las que nos impactan. La primera la emoción contractiva, la segunda la negativa y el rechazo mental a la primera flecha. La primera genera el dolor (inevitable), la segunda genera el sufrimiento (evitable).

Rendirse en la mente a lo que hay es el camino que nos lleva a la aceptación y desde ahí, desde la observación desapegada y consciente, responder.

No hay que confundir esta actitud con la resignación. “Resignación hijo resignación,  hay que resignarse” decían los abuelos. La resignación ha generado detractores, que generaban para combatirla una emoción secundaria tan o más limitante que la emoción primaria y al no rendirse al sentimiento generaban otro más poderoso como el odio. Quien no aceptaba la tristeza, porque la consideraba resignación, generaba odio.

Hoy sabemos que la lucha, la batalla, pasa por rendirse a la emoción sumergidos en el mar de la consciencia para luego emerger con la acción comprendida y contemplada en la paz y la serenidad que el Ser nos otorga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.