SER POSITIV@

El “vaso medio lleno o el vaso medio vacío”, tú decides, pero solo podemos tener un pensamiento a la vez. La mayoría de las veces elegimos el pensamiento de manera automática. Durante años, tal vez desde pequeños, aprendimos a mirar el mundo desde una perspectiva, por ejemplo de estar siempre atento a lo que falta y no a lo tenemos, fijarnos más en el error que en el éxito, resaltar más los defectos que las virtudes… Para poder ser un hombre o una mujer POSITIVA debo fijarme siempre en el opuesto al limitante. El limitante en este caso sería el pensamiento automático que de manera inconsciente me hace ver el vaso medio vacío y el OPUESTO AL LIMITANTE es el pensamiento sereno que de manera consciente me presenta el vaso medio lleno. Por tanto no es más que un ejercicio mental. Al mirar el mundo, lo que me ocurre, lo que ocurre a los demás, las circunstancias que me rodean, observaré al LIMITANTE y una vez lo haya “cazado” de manera automática comenzaré el ejercicio del OPUESTO AL LIMITANTE, es decir, inmediatamente analizaré la situación poniéndola en positivo. Es decir pasaré del modo automático de pensar, al modo sereno de pensar. Por ello es necesario conjugar el resto de las DIEZ REGLAS, con el fin de atraer serenidad. Al serenarme y pensar en positivo ACEPTAR DE BUEN GRADO la realidad será más sencillo. Yo comencé por las noches a dar gracias por todas los acontecimientos satisfactorios que me habían ocurrido y luego escogía los que menos me habían gustado o me parecían negativos para mis metas e intereses y les daba la vuelta. Al ser una técnica mental se convierte en un automatismo vital que se incorpora a nuestra forma de pensar y finalmente a nuestra forma de ver la realidad. La realidad no es más que una mirada. La mirada positiva o la mirada negativa. Tú decides. Aprender a mirar de manera positiva requiere practicar. El ejercicio mental:” Pasar del limitante al opuesto del limitante” forma parte de la cuarta regla de las DIEZ REGLAS PARA ATRAER LA FELICIDAD. Recoge entre tus manos siempre la luz en medio de la oscuridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.