TENGO MIEDO

El miedo, que miedoso es, tardó en llegar. Ha recorrido todos mis problemas, los ha cubierto con su manto y ha comenzado por el estómago a robar la paz la serenidad y la esperanza. 
Aún sigue aquí. Más, ya le he reconocido, le he visto y le he llamado por su hombre: MIEDO. 

Sí, tengo miedo en mi cuerpo y mi mente. 
Ahora respiro, lo respiro…PASARÁ.

Entregado su mensaje.
ATENCIÓN CONSCIENTE. 
Lo esperaba hoy, más tardó en llegar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *