SER UN HIPOCRITA

SER UN HIPÓCRITA.

Así denominaban los griegos al personaje que escondía detrás de diferentes máscaras su verdadera personalidad.
Un importante juego con la verdad tienen las máscaras pues la ocultan siempre más en alguna ocasión la protegen circunstancialmente.
La consciencia nos permite observar y saber si llevamos o no puesta la máscara. A falta de consciencia las máscaras son automatismos por un lado y por otro verdaderas voluntades conscientes dominadas por el miedo.
Los automatismos se han producido a lo largo de nuestra vida. La cultura, la educación, las circunstancias y el entorno han favorecido su aparición.
La voluntad consciente está basada en el miedo no consciente. El miedo a perder muy propio del ego.
Cuando las máscaras caen por la luz de la consciencia, aún queda trabajar el miedo, y éste, sólo desaparece por enfrentamiento a la verdad, un camino que en la mayoría de las ocasiones se hace acompañado.
Acompañar procesos de enfrentamiento del miedo y de generación de consciencia es lo que hace un Consultor de Mindfulness como parte de su faceta profesional. 
Cuando te has tenido que enfrentar a tus máscaras y descubres lo que realmente hay detrás comprendes de que manera el camino ha merecido la pena y entonces miras al pasado con reverencia por Maestro y al futuro con seguridad.
Publicado en H

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.