OLVIDO DE SI.

OLVIDO DE SÍ.

Es una actitud mental.
Para el corazón es su esencia.
Es la mente la que está programada para custodiar la historia de lo que somos y que suele estar rellena de sucesos elegidos conforme a una serie de reglas que nadie ha decidido y que en Desarrollo Personal denominamos “programaciones mentales” que se pueden cambiar.

Esta actitud de la mente a ocuparse y preocuparse de lo suyo, de lo mio, del yo, siendo necesaria para la supervivencia es nociva para la convivencia.

“Eres un egoista, sólo piensas en ti”. Un reproche muy típico. Y es así, es tan cierto como que ahora lees este post. Somos egocentricos.

Gestionar el egocentrismo solucionará “todos” los problemas que el “ego” tiene. Y digo los del ego. Pues hay circunstancias que nos trascienden que requieren otras actitudes.

Hay quien antepone a cualquier circunstancia o persona sus propias metas. Un estilo de vida ya testado en el pasado y fracasado. Pese a ello muy asentado hoy en nuestra sociedad.

Más quienes hacen de su meta el acompañamiento a los demás en la consciencia clara que no están aquí para salvar a nadie pero en la conciencia  de que su misión es el acompañamiento de todos cuantos le rodean y hacerlo desde el corazón, logra desmontar la programación mental iniciatica e implementa un nuevo programa que se basa en el otro como principio y fin de nuestras vidas, logrando un equilibrio vital que sorprende a quien lo contempla.

Quienes han logrado este equilibrio son admirados y puestos como ejemplo de humanidad. Y es que ser humano es olvidarse de sí

¿Y que hay de mí, de mi vida, de mis cosas, de mis metas?: Querido yo, tú eres Ego y eres el primero al que hay que acompañar y compadecer.

El descentramiento de uno mismo hacía el centro que es el AMOR. Es la actitud.

Publicado en O

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.