VIVIR de los opuestos.

OPUESTOS

En Occidente estamos muy pendientes de todo lo que se mueve y si lo hace muy deprisa mejor.
Está vivo el que hace cosas,el que corre, el que salta, el que va, el que viene, el que habla, el que baila, el que ríe y juega.
No entendemos la vida de otra manera. Quien con cumple el canon del movimiento está muerto. ¡MUÉVETE!
Cuando paramos porque la vida nos para de sopetón algunos y algunas descubren que existe otro modo de vivir. Sin prisas, con pausas, sereno y tranquilo, reposado y silencioso. ¡SILENCIO!
Ambos mundos son opuestos.
Gestionar los opuestos es la clave del equilibrio vital y hacerlo con consciencia es pura sabiduría.
Hoy hay quien busca burbujas en las que vivir. O no quiere parar o quiere parar. No entiende a sus opuestos.
Esta manera de gestionar los opuestos impide a cada uno de ellos el desarrollo armónico e integral.

VIVIR de los opuestos es tener el corazón y la mente abierta a la vida en su total plenitud. Cristo fue un ejemplo y por ello fue signo de contradicción.
Publicado en O

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.