PERDIDO

“Estoy perdido.”
“Todo se ha perdido.”
“Lo he perdido todo.”
“Se ha perdido todo.”
“Perdimos.”

PERDER la gran antesala del ganar. Cuando todo está perdido la mente tiene dos caminos: contemplar y vivir en la imaginación de lo perdido, o pasar la puerta del destino y comenzar de nuevo, reiniciarse.

Perder es siempre ganar, pues o ganas en tu vida un apego al pasado o ganas en tu vida la esperanza de un futuro.

El equilibrio entre una opción mental u otra es la intelgiencia cardiaca la consciente observación de que nada perdí ni gané pues solo sentí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.