CON ALEGRÍA

CON ALEGRÍA.

¿Qué motivo tienes hoy para no estar alegre?.

Seguro que encuentras algunos, unos cuantos o muchos.

¿Qué motivos tienes hoy para estar alegre?

Si lo piensas bien encontrarás siempre muchos pues vamos a añadir siempre los permanentes, los que siempre están y luego añade los personales que no conozco:

.-Te has despertado otro día.
.-Puedes respirar.
.-Estás vivo.
.-Hay tierra y sol en la que habitar.

¿Qué?. Sí, sí. Sin estas cuatro premisas olvídate, no hay nada más. Sin ellas no serias, ni tendrías lo que tienes.

Pero nuestra mente no se acuerda de reconocer esta realidad diaria.

Para anclar esta actitud de agradecimiento propia en Desarrollo Personal de la Inteligencia Espiritual te propongo un sencillo ejercicio:

Todas las mañanas abre la ventana de tu casa mira al cielo y di “GRACIAS” cierra los ojos durante unos segundos o minutos, tu eliges,  y continúa tu “quehacer”.

Tu mente tomará como hábito ser agredecida y reportará a tu vida la alegría de vivir.

Ser agredecidos por la vida que nos regalan todos los días acaba reportando la alegría de vivir.

Publicado en A

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.