CAMINOS

CAMINOS
¡Cuántos caminos para llegar a Roma!
Así decían nuestros abuelos:”Todos los caminos llevan a Roma.”
No es el camino que elijas o el que te toque o el que te den. Es la actitud con  que lo recorres.
Puedes ir en automático. 
Puedes ser consciente.

Está es la primera situación.  Si te dejas llevar de manera inconsciente o tomas las riendas y de manera consciente lo recorres.
Más la diferencia lo es para quien ha despertado pues quién aún camina inconsciente (en automático) no tiene consciencia y al no tenerla no puede ser consciente de su pura absoluta y total inconsciencia.
A todos nos llegará el día de despertar y casi siempre es por accidente.
Un accidente que te cambia la vida y que por imprevisto e imprevisible es accidente.
SIEMPRE ADELANTE.
Publicado en C

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.