CRÓNICA DÉ UN PUEBLO III

CRONICAS DE UN PUEBLO III

El desayuno dicen que es la comida más importante del día.

Los desayunos en el pueblo suelen ser más lentos que los habituales desayunos a toda prisa de la ciudad cuando trabajamos.

En vacaciones disponemos ee más tiempo para nosotros mismos.

El ánimo en el desayuno de vacaciones suele ser muy diferente también.

Todo ha cambiado. Lo que comemos y como lo comemos.

En el pueblo el desayuno viene acompañado de una tertulia matutina de los miembros de la familia. No hay prisas. El tiempo se ha detenido para nosotros.

Desayunar dos veces es mi opción. Madrugo para disfrutar de un desayuno en soledad, tranquilo y reposado y a las pocas horas vuelvo a desayunar con mi familia.

Mantener la hora de levantarse durante las vacaciones le da al cuerpo seguridad  y control. Pero de esto hablaremos otro día.

El desayuno marca la pauta del día. La disposición de ánimo del resto del día depende mucho de estos iniciales momentos de puesta en marcha de todo el sistema:mente y cuerpo necesitan ser reiniciados.

Los paisanos por aquí suelen desayunar en silencio. Recogidos en sus pensamientos y sentimientos.
En algunas casas se escucha la tele o la radio, compañero de desayunos de muchos, pero por lo general en el pueblo suele ser el silencio el protagonista.

Desayunar SILENCIO es mi dieta favorita y la práctico todos los días del año.  No engorda y me permite ver lo que hay en pensamientos y sentimientos para predisponer el día con los que yo decrete mejores.

El SILENCIO un recomendable ingrediente en el desayuno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.