FUERA DE LA PISTA

Cansado.
Rendido.
Abatido.
Sin aliento.

Sin cuartel.
Sin tregua.
Sin ventaja.

Hoy me han sacado de la pista. Y exhausto, tumbado al borde del camino,  espero una mano amiga.

Miro al cielo. Pido al cielo.

Todo pasa y esto pasará.

Duele.

Siento cansancio. El pecho lleva ahora el movimiento de un cuerpo que inmóvil espera la noche. El corazón bombea, los pulmones respiran, la mente prefiere no recordar. Sólo el espíritu como llama minúscula mantiene firme el propósito de seguir adelante.

Mañana será otro dia.

Perdonar y aceptar. Ingente tarea.

Hoy estoy en el por qué mañana será el día del para qué.

Dolor y sorpresa.
Tristeza con ira.
Hartazgo.
Sin miedo.

Como el Avefenix, siempre renacer. Pero antes hay que morir para que haya cenizas y ese día es hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.