LA HUERTA DE LA VIDA

Si cultivas solo músculo músculos tendrás y pedirás mas.

Si cultivas solo razones tendrás muchas y pedirás más.

Si cultivas solo sentimientos tendrás muchos y pedirás más.

Si cultivas solo amor tendrás mucho pero no pedirás más pues tu cosecha será siempre suficiente y abundante.

Crece lo que cultivamos: los músculos, los pensamientos, las emociones, el amor.

Elige bien donde poner las semillas y cultivar. Una buena huerta tiene de todo y sobre todo agua fresca y limpia.

El agua de tu huerta es el amor y tu pozo el corazón. Si pones en cada semilla este agua verás las mejores cosechas de pensamientos y sentimientos.

Si pones tu huerta al lado de un río tendrás siempre agua y a tu lado vendrán otros a cosechar. Se creará entonces una vega y a su lado un pueblo y entonces nada te faltará.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.