TREINTA

TREINTA

Nacidos para amar.

Pronto descubrimos que también podemos odiar.

Nacidos para la felicidad.

Pronto descubrimos la infelicidad.

Nacidos para dar.

Pronto descubrimos la propiedad.

Dicen los sabios que son como dos animales: uno es como oveja y el otro el lobo será.

Sobrevivirá aquel que alimentes. La oveja dará leche y lana. El lobo te devorarà.

Dos caminos y una sola realidad.

Ni eliges el camino, ni eliges la realidad, que solo te queda la opción de elegir a quien alimentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.