CAMINANDO

En el nuevo camino sólo me quedé.

En el nuevo camino fui asaltado, apelado y en la cuneta me quedé.

Me levanté y proseguí.

Salté, brinque, pero sobre todo prediqué.

Creí estar sólo, pues sólo me quedé, más de los lados del camino, campos montes y aldeas, gente empecé a ver.

Me miraban sonriendo escuchaban mi canción:

“Vive atento, vive siempre con atención, que la vida es un ahora vivela con ilusión”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.