MECANOS

Me gustaban los mecanos. Me pasaba horas y horas construyendo mecanos Quién se acuerda? Podías construir los modelos o construir tus propios diseños. Pasé mi niñez junto a un mecano, sólo y en silencio. Se me había olvidado. Al recordar y observar obtuve la sabiduría: Para crear “mecanos” necesito silencio y soledad. Y ahí en el silencio y la soledad esta El.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.