SEXUALIDAD

SEXUALIDAD.
Dotados de arma tan poderosa siglos llevan los maestros y científicos reflexionando sobre su bondad o perversión para el desarrollo humano.
Las etapas de la historia nos ofrecen relatos de la experiencia del hombre y la mujer con la sexualidad de muy diverso calado y naturaleza. Las culturas diversas enfrentan el tema desde diferentes ópticas y todas han aportado visiones diferentes. Desde la pura y total castración hasta la absoluta y total libertad nuestros antenpasados se han movido.
En  Desarrollo Personal la sexualidad es la gran olvidada. Si acudimos a un curso o taller pocos son los que le dediquen un tiempo de calidad a la sexualidad. Excepciones hay y entre estas encontramos nuevamente diversidad como en botica.
Entre apegos y deseos perdemos la plenitud que somos. Entre apegos y deseos se mueve la sexualidad.
Cada vez más se confirma que la sexualidad es una capacidad del ser humano que puede producir enormes apegos y grandísimos deseos. Por tanto  nos puede alejar de la plenitud.
¿Desde dónde?. Aquí dejo la pregunta para que cada uno la responda. ¿Desde dónde? afronto mi sexualidad.
Se puede aceptar como pura naturaleza. 

Se puede aceptar como don de Dios.

Se puede aceptar sin más sus desarrollos naturales.
Se puede aceptar con gestión emocional y cognitiva sus desarrollos naturales.

En Desarrollo Personal nada es bueno ni malo sólo limitante o no limitante para alcanzar la plenitud, la felicidad. 
La consciencia nos aporta un estar presente en la sexualidad. Un darse cuenta.
La castidad ha sido propia de todos los místicos en todas las religiones.
La sexualidad lleva consigo la capacidad generadora de vida, si fué creada para este fin o no es elemento de discordia. Al ser cocreadora se alinea con el misterio del origen de la vida y, entonces, alcanza un campo que aún está por ser pacífico para la mente científica. De ahí que sea aún todo un misterio y de ahí que en Desarrollo Personal no encontremos formulaciones teórico-prácticas en la mayoría de los casos.
Publicado en S

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.