CAMINOS FATALES

Hay caminos. Cada uno tiene su camino. Así llevamos siglos, caminando. Cada uno por el suyo propio. Cada uno en función de sus circunstancias.

Si olvidamos la historia estamos condenados a repetirla dicen los abuelos. Y hay caminos por los que ya hemos transitado en épocas pasadas, incluso muy remotas. Pese a ello, ante la ignorancia que nos ciega los ojos seguimos creyendo que es un “nuevo” camino.

En Desarrollo Personal existen caminos viejos, sólo caminos viejos, ahora asfaltados, antes empedrados y mucho antes eran sendas de tierra.

Cuando nos encontramos en caminos tan viejos sólo la confianza puede sacarnos del error. La confianza en quienes ya los transitaron y dejaron testimonio de su experiencia.

Tenemos la sensación de que todo es nuevo, iluminado por una luz nueva y potente que lo hace diferente. Más no es más ni menos que la misma luz que en generaciones pasadas.

Hay más datos, sabemos más del camino, pero no ha cambiado su destino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.