CRECER

Todos crecemos. El crecimiento forma parte de nuestra naturaleza. El tiempo aporta el crecimiento. Es natural y automático.

Este proceso tiene un punto de partida y un final que no es voluntario. Comienza y acaba sin la intervención de nuestra voluntad.

A nosotros se nos deja crecer en otros aspectos como la inteligencia. Un aspecto de nuestra vida en el que tenemos la posibilidad de aumentarla. Es voluntaria esta facultad del ser humano.

El crecimiento en Desarrollo Personal es también una opción. Muchos son los llamados y pocos los elegidos se dice en el cristianismo. Pues todos tenemos la facultad de crecer pero pocos se dan cuenta ya que la llamada a cruzar el umbral no la suelen percibir muchos y otros aún siendo conscientes de la trascendencia del momento no lo cruzan.

Crecer espiritualmente igualmente es una opción. No todo el mundo quiere.

El “Despertar” ,como lo denominan, es el resultado de un proceso de crecimiento personal que hay que trabajarlo como la inteligencia.

Trascender, sacar la cabeza fuera de la caja, contemplar más que ver, sentir más que escuchar y oír, son niveles de crecimiento que nos esperan a todos para seguir avanzado en la historia de la humanidad y lograr nuevas cotas de desarrollo humano.

El Homo sapiens sapiens está creciendo y llegará un momento de la evolución que se clasificará de otra manera dejando ésta en la historia. Mientras llega ese momento muchos hombres y mujeres ya han comenzado a crecer, ya han crecido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.