DAR por DAR

DAR por DAR.

Estamos dispuesto a ayudar. Somos personas, sociedades y paises humanitarios. Durante el siglo XX se crearon las ONG y la totalidad de las organizaciones humanitarias salvo alguna excepción precursora del siglo XIX.

La bondad es entender. La humanidad atender. ¿Qué nos espera en el siglo XXI?.

Dicen los libros de sabiduría más antiguos que que existen cuatro clases de personas:

.-Los que creen que el mundo es una teta de la que mamar y sólo recibir.
.-Los que creen que es un justo equilibrio entre dar y recibir.
.-Los que creen que dan por lo agusto que se sienten al dar.
.-Los que dan por dar.

Llegar a este estadio de Desarrollo Personal es la meta según todas las religiones y tradiciones espirituales del mundo. Dar por dar.

Buscamos sentimientos y experiencias y en esa búsqueda deseamos y al desear nos alejamos de la virtud del “dar por dar” pues damos a cambio del sentimiento que provoca dar.

Alguna mente habrá calificado a estas alturas del texto el “dar por dar” como imposible pues nada puede ser desligado de un sentimiento o deseo.

En Zen dicen: Deseo pocas cosas y las pocas cosas que deseo las deseo poco.

Tenemos la profunda creencia de que no podemos despegarnos del deseo o el sentimiento. Prueba a meditar. Prueba a meditar por meditar. Pues al final, meditar es dar por dar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.