EL CICLO

Al olvidar lo contractivo y doloroso del pasado no lo podemos reconocer en el presente pero todo vuelve para ser sanado, para ser luz y dejar de ser sombra, para aprender la sabiduría incausada que aporta, más si no reconocemos este ciclo se repetirá hasta el final: observar y estar presente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.