INTRANSIGENTES

INTRANSIGENTES.

Un intransigente nos volvemos cuando nuestras creencias mentales se vuelven dogma y el dogma credo.

La intransigencia se entrena desde pequeño, se aprende de los mayores, pues como mamíferos aprendemos por imitación, y la seguimos practicando durante la vida a base de repeticiones.

Nos hacemos intransigentes con la violencia de genero, intransigentes con el racismo, intransigentes con el fanatismo…es decir, tenemos muchos frentes de intransigencia en la vida. La intransigencia nos lleva a indignarnos y estas dos actitudes indebidamente mal gestionadas a perder los papeles en dichos y obras.

El círculo de la intransigencia es igual para todo ser humano. La diferencia está en el objeto de la intransigencia.

En Desarrollo Personal la intransigencia es un material difícil de trabajar pues no es un atributo del amor que somos y de ahí que sólo la mente se encuentre agusto con ella.

Hasta Jesús de Nazaret fue intransigente en el Templo al expulsar a los mercaderes.

La intransigencia debe limitarse a los principios básicos de nuestra propia vida exclusivamente. La intransigencia marcará el teritorio de lo que cada uno como persona no está dispuesto a tolerar para si mismo. Pero su aplicación se hará con total flexibilidad con el fin de ser compasivos con nosotros mismos. Esta forma de actuar nos permitirá luego ser compasivos con quienes yerran y aprenderemos así a perdonar y perdonarnos.

La intransigencia social indebidamente gestionada lleva a la aparición del fanatismo social. Sociedades y personas fanáticas de sus credos, sean inspirados en libros sagrados o declaraciones humanas universales, provocan altercados de palabras y obras.

Educar en la Paz para el Desarrollo Personal es enseñar consciencia  para que cuando en la vida personal nuestro credo pretenda ser bandera social podamos responder desde la inteligencia cardiaca y evitemos que nuestra mente reactiva provoque una respuesta egoica que siempre será egosita y por ende poco compasiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.