ME ALCANZA EL ALMA

No me alcanza la ciencia para entenderlo.
No me alncanza el cuerpo para aprehenderlo.
Que me alncanza el alma para sentirlo como llama que nunca se apaga, como un latido eterno de amor, algo que no se puede definir con palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.