NO ESTAMOS SOLOS

NO ESTAMOS SOLOS.

Un mantra imperante en estos días es que sólo podemos contar con nosotros mismos para lograr nuestras metas.

Un mantra por que se repite en nuestras mentes una y otra vez generando una potente creencia.

Una creencia que la mente acoge con satisfacción pues es una de sus creaciones favoritas y que se llama ego, es decir, individual, con una apreciación y disposición a considerarse separado de los demás, diferente, a lo que ayuda el cuerpo, pues éste da la sensación de separación aún de manera más poderosa.

Recientemente la Neurociencia descubre que estamos conectados. Que como en un bosque, a través de las raíces nos comunicamos los unos con los otros como si fuéramos árboles.

Pero es que las religiones y filosofías más ancestrales lo vienen afirmando desde hace miles de años.

Nuestra mente genera esta creencia de soledad tan falaz e ilusoria pero a la vez tan potente y destructiva.

Identificarla y sanarla es un objetivo vital en Desarrollo Personal. El maestro o profesor que la mantenga como dogma y creencia paradigmática está sencillamente embebido de la misma creencia y es síntoma de poca hondura y desarrollo de sus capacidades y actitudes.

Nadie está sólo. Una lección que deberíamos enseñar desde pequeños a todos  los niños y niñas. La ciencia lo confirma y las más ancestrales sabidurías lo mantienen.

Para lograr la conexión no se utiliza la mente, se utiliza el corazón y hay que aprender a utilizarlo, hay que aprender Inteligencia Cardíaca.

A quién sienta que su mente le ha engañado con la creencia de la soledad existencial le invito a salir de esa zona de confort.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.