PARA SIEMPRE

PARA SIEMPRE.

“Esto tenía que ser siempre así.”

El anhelo de la eternidad basado en la seguridad de que lo que ahora nos hace felices no desaparezca nunca.

El hombre y la mujer luchan desde su creación por mantener en sus vidas lo que desean y tienen:La salud, el trabajo, las personas amadas, las cosas queridas…todo lo expansivo, todo lo que otorga felicidad y seguridad.

Más el mundo se empeña en arrebatarnoslo todo. Se denomina la Ley de la impermanencia. Sabemos que es así y pese a ello nuestra educación y cultura camina en sentido contrario y pese a que nos han enseñado su funcionamiento inexorable y la manera de adaptarse en este mundo a ella (sobre todo las religiones y sabidurías milenarias), nos empeñamos en ir contra corriente.

Con esta actitud generamos un inmenso dolor por la pérdida que luego tampoco sabemos gestionar.

Como si fuera el primer día y como si fuera el último día. Esta es la actitud. Tratar a todos y a todo como si fuera el primer día que llega a mi vida y, a la vez, como si fuera el último que lo tuviera a mi lado.

Y sólo en una vida consciente con propósito de amor se puede generar esta actitud a base de repetir hábitos, que repetidos generan constumbres, que repetidas generarán un carácter.

Hoy es el último día del primer día del Ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.