POR. QUÉ SE PERMITE…

Un hombre tuvo la oportunidad de acabar con el hambre, las guerras y el dolor, hacerles a todos felices. Tenía ese poder. Pero se dedicó a su barrio, su pueblo, sus amigos y su raza…así nos dejó quien podía cambiar el mundo.
¿Sabes quién era?. Seguro que sí. Desde entonces el hombre pretende hacer todo lo que EL no hizo y se olvida de hacer lo que EL hizo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.