PORQUÉ

Vivimos a base de preguntas.
Las preguntas que nos hacemos determinan nuestra vida.

La que más utilizamos es ¿Porqué?.
Conocer porqué ocurre todo para encontrarle sentido y si no lo encontramos no lo entendemos y nuestra mente lo desecha o nos provoca una emoción o sentimiento que en algunas ocasiones es fuente de conflicto.

Una de los porqués más importantes de mi vida era el siguiente: Porqué Dios permite el mal y el dolor. Durante años estuvo sin respuesta. Hoy ya no existe la pregunta en mi vida. Lo tengo claro.

Otro porqué muy actual es ¿porqué creer en Dios?.

Cuando nos hacemos este tipo de preguntas en nuestra mente existe un concepto previo, un prejuicio previo de lo que es Dios y, a ese concepto, es al que unos dicen si y otros dicen no.

Nos hemos hecho una idea o creencia previa de lo que son o deben ser las cosas y a ese concepto previo, colocado allí por nuestra cultura, educación y propia experiencia es al que decimos si o no.

Dios existe para los que su creencia es si y no existe para los que su creencia es no. El previo juicio o prejuicio ha generado la respuesta.

¿Quién colocó el prejuicio? Uno mismo con su vida lo ha generado. Nadie más que nosotros coloca esa información dentro de nosotros mismos.

Esta es la conclusión de vivir desde la mente. Los porqué mentales tienen esa estructura de hormigón armado. Más si le dejamos al corazón que nos guíe encontraremos otro tipo de preguntas y otro tipo de respuestas.

En cuanto a la que hoy nos ocupa y hemos puesto de ejemplo la sabiduría del corazón sólo tiene una respuesta y es que te dejes amar por el AMOR y entonces decidas. Dios es AMOR.

Dejarse amar por Dios, por el mismo AMOR es la respuesta del corazón.

No sólo se trata de amar, se trata también de dejarse amar. Así se completa el círculo del amor y la vida aparece completa. Así seremos el mismo AMOR.

Más hay quien sólo ama y no se deja amar. ¿Porqué?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.