Si la felicidad fuera un salón de baile

Si la felicidad fuera un baile de salon.

No se trataría de bailar con la más guapa o el más guapo o el mejor bailarín o bailarina.

Se trataría de bailar, sólo bailar.

No importaría la pareja pues sólo el baile haria de los dos los reyes de la pista.

Pero nos pasamos la vida buscando la mejor pareja y no bailamos casi nunca.

Bailar sólo bailar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.