TRABAJAR

Una palabra con una gran carga emocional.

Dicen que si trabajas en lo que te apasiona jamás tendrás que trabajar pues el sentimiento asociado no es el propio del trabajo sino el que corresponde con la pasión de hacer lo que nos gusta y nos hace vibrar.

Más la mayoría trabajan en lo que pueden, eso se dice, en lo que los dejan, o en lo que que hay. Tener trabajo hoy es una bendición dicen los abuelos pues puedes al menos comer y pagar las facturas.

Si tienes un trabajo tienes dos opciones: Hacerlo bien o hacerlo mal, según el dualismo en que hemos sido educados. Nosotros elegimos.

Un trabajo es la coordinación de cuerpo y mente, principalmente, pero juegan un papel primordial los sentimientos y el espíritu. Un mismo trabajo hecho con alegría y en actitud de gratitud es muy diferente al realizado con ira y de manera egoísta.

Nos educaron para ser los mejores en nuestro trabajo y sólo uno puede ser el número uno. Este sistema que genera ansiedad depresión en muchos casos puede sustituirse por un reto o meta diferente como puede ser hacer del trabajo una plataforma de excelencia personal para dar lo mejor que tenemos.

En Desarrollo Personal el trabajo es uno de los ejes vitales de la propia vida, donde pasamos la mayor parte del tiempo y donde desarrollamos la mayor parte de pensamientos y sentimientos. Cuidar el entorno laboral y ser conscientes de lo que hacemos se vuelve necesario para una vida plena.

TRABAJAR con consciencia plena.

¿Qué te hace sentir tu trabajo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.