VOLVER

VOLVER.

Si hay una rutina que repetimos continuamente con diversa cadencia es VOLVER.

Dicen los abuelos que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Y es que siempre volvemos a estar delante de la piedra.

VOLVER, el eterno retorno. Esta ley universal no es comprensible para nuestra mente que no concibe lo infinito y que considera finito todo. El tiempo para ella es lineal y no hay retorno. Mientras que lo único que existe es el ahora y un “volver” que hemos denominado día, mes, año y siglo, como forma de comprender desde la mente el continuo “volver”.

Nuestra esencia es también “volver”. Para algunas mentes que han decretado su propia extinción este concepto es inimaginable. En Desarrollo Personal supone aplicar la distensión y la paciencia para que aquello que consideramos perdido vuelva. Todo vuelve, tal vez no revestido de las mismas formas, al igual que un día no es igual a otro, pero volverá. Esta es la esencia de un principio universal: Todo lo que das te vuelve multiplicado. Da y recibirás.

VOLVER. La primavera vuelve y resucita la vida en la naturaleza.

VOLVER. Quién olvida el pasado está condenado a repetirlo.

VOLVER!!!. Nunca nos fuimos, siempre estamos presentes. Todo está y queda en espera de manifestarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.