EL VIERNES

EL VIERNES
Recuerdo las mañanas de los viernes y las tardes de los domingos y entre medias se suponía que todo seria genial y estupendo pues había llegado el fin de semana.
Vivía prácticamente para el fin de semana, lo buscaba con ansiedad y el domingo por la tarde era el momento mas amargo junto con la mañana del lunes.
Vivir en espera que no con esperanza. Concentrar la vida solo en ‘momentos” y no en “cada momento”. Pretender que mañana sea “el día” y no hacer del dia “tu día”.
Aprender a disfrutar de cada momento de cada instante es mindfulness.
Que ni un solo minuto de vuestra vida sea mas que vuestro. Que no te lo arrebate tu mente o una emoción o un sentimiento. Y si así ocurre Reinici@te y sigue adelante SIEMPRE ADELANTE.
Publicado en V

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.